Ford anuncia que cancela una planta en México poco después de que Trump amenazara a GM con un “gran impuesto fronterizo”

La compañía automotriz paralizó sus planes de invertir en México y afirmó que ampliará una planta en Michigan. La noticia llegó después de que el presidente electo criticara a GM por fabricar un modelo que, supuestamente, luego vende en suelo estadounidense.

La iniciativa de Ford da marcha atrás a su defendida política de pruducir autos en México, a pesar de las repetidas amenazas de Trump de imponer aranceles a cualquier auto que venga de ese país para ser vendido en EEUU.

publicidad

Justo esta mañana, en un mensaje en Twitter, Trump escribió: “General Motors está trayendo a los concesionarios de Estados Unidos su modelo Chevy Cruze fabricado en México. ¡Fabríquenlo en EEUU o paguen un gran impuesto fronterizo”.

El presidente ejecutivo de Ford, Mark Fields, dijo que la automotriz creará además 700 nuevos puestos de trabajo para “transformar y expandir” su planta de Flat Rock, en Michigan, donde producirá autos aléctricos.

Ford reconoció en el mismo comunicado que sigue con los planes de trasladar la producción del nuevo Focus sedán a México, pero que será fabricado en una planta que ya existe en Hermosillo.

Con la expansión de la planta en Michigan, Ford convertirá en permanentes 700 puestos de trabajo, que harán un total de 3,600. Los autos eléctricos que se fabricarán con esta expansión tendrán una batería con autonomía para 300 millas.

 

Advertisements