Cd. de México (01 enero 2017).- Marco Antonio Mena Rodríguez rindió protesta como Gobernador de Tlaxcala para la gestión 2017-2021.

En su discurso, el priista llamó a las fuerzas políticas a pasar de la reconciliación política a la civilidad democrática.

Ante Gobernadores, funcionarios y la titular de la Sedatu, Rosario Robles, quien acudió en representación del Gobierno federal, Mena dijo que por décadas, la clase política se ha peleado y ha hecho daño al estado.

“El resultado ha sido una fuerte fragmentación social que ha alimentado conflictos políticos y fricciones innecesarias que no dejaron nada bueno, incluso dejaron odios”, señaló.

“Esas pugnas entre nosotros no nos han hecho bien”.

Ante el inicio de su nuevo gobierno, Mena Rodríguez subrayó que más que una reconciliación política, los grupos están en la posibilidad de vivir una civilidad democrática.

Explicó que las distintas formas de pensar y de ver las cosas son intrínsecamente valiosos para convivir, por lo tanto se puede elegir entre el camino de la lucha entre grupos por lograr solo la gobernabilidad y resolver conflictos propios, o entender la diversidad para construir.

“Entender y aceptar nuestra diversidad para construir y crecer juntos, pasar de la gobernabilidad típica a una gobernabilidad moderna, los invito a que elijamos este camino, el camino de ser modernos”, expresó.

Presumió que recibió una administración con buenos indicadores en materia de empleo, desarrollo e inversión, así como cero deuda pública, mismos que, dijo, mantendrá a través del triángulo de prioridades que regirá su administración: educación, salud y empleo.

Mena solicitó el respaldo del Presidente Enrique Peña Nieto para la viabilidad de los logros que el estado por sí mismo no podría ni vislumbrar.

Aludió que en la entidad hay complicaciones en la prestación de servicios de salud pese a vastos programas.

“Es necesario incrementar la calidad de nuestros servicios”, acotó.

A la toma de protesta acudieron el Gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle; Héctor Astudillo Flores y Rolando Zapata Bello, gobernadores de Guerrero y Yucatán.

El jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera, envió como representante a la Secretaria de Gobierno, Patricia Mercado.

También acudió el dirigente nacional del PRI Enrique Ochoa Reza.

Redacción Reforma 

Advertisements