Ciudad de México.- El presidente nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, aseguró que su partido trabajará mañana, tarde y noche para ofrecer los mejores candidatos en los comicios de 2017, por lo que la liberalización en los precios de los combustibles no influirá en los resultados electorales.

Lo abanderados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), añadió, serán los más honorables, los más honestos y con el mayor arraigo en sus comunidades “para que ofrezcamos las mejores propuestas de gobierno y solicitemos el apoyo mayoritario de las mujeres y de los hombres de los cuatro estados que tendrán elecciones”.

Entrevistado al término de la toma de protesta de Marco Antonio Mena como gobernador de Tlaxcala, sostuvo que cuentan con la trayectoria y los resultados de gobierno en los cuatro estados de la República que tienen elecciones “y trabajaremos de manera constante y de puertas abiertas con la ciudadanía, precisamente, para mantener la votación mayoritaria”.

Rechazó que los ajustes en los precios de las gasolinas influyan en los resultados electorales de su partido en los estados de México, Coahuila y Nayarit, pues aseguró que encabezan las encuestas con las organizaciones políticas aliadas.

Más aún, advirtió que haber sostenido el precio artificial de las gasolinas hubiera significado aumentar impuestos o poner en riesgos los programas de seguridad social, de atención a la pobreza y de construcción de infraestructura.

Asimismo, reiteró que el PRI se solidariza profundamente con todos los mexicanos ante este escenario responsable del gobierno de la República, que reconoce el precio real de los combustibles en el país.

“Anteriormente, en un precio artificial de las gasolinas y el diesel, todos los mexicanos gastábamos cerca de 200 mil millones de pesos por año para mantener ese precio artificial”, insistió.

De mantenerlo un año más, significaría elevar los impuestos en esa magnitud o recortar el gasto público por 200 mil millones de pesos en un año, aseguró el dirigente priista.

En opinión del líder priista, un recorte de esa magnitud equivale a la mitad del presupuesto anual del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), dos veces los recursos de Prospera, el programa social que atiende a los mexicanos más necesitados.

Por esa razón, dijo, ante el aumento del precio del petróleo, el aumento del valor del dólar con respecto al peso y otras monedas del mundo, el gobierno de la República ha actuado de manera responsable y ha eliminado el precio artificial de los combustibles.

Con ello, advirtió que se pudieron salvar los programas de seguridad social, de atención a la pobreza, de construcción de infraestructura que tanto necesita el país, que estaban en riesgo ante la posibilidad de mantener el precio artificial de los combustibles.

En la mayor parte de los países del mundo, los precios de los combustibles responden al precio del petróleo, al costo de transportar y almacenar los combustibles, al margen comercial.

Destacó que una buena noticia que trae la reforma energética para el país es que ahora se permite la competencia entre los sectores privado y público para extraer petróleo, para refinarlo y convertirlo en gasolina, para transportar y almacenar los combustibles, así como para que exista competencia entre gasolineras.

Ello, reitero, se traducirá en mejores condiciones de calidad, servicio y precio para todos los consumidores del país.

Notimex/La Voz de Michoacán

Advertisements

¿Qué te parece?