Rusia expulsará a 35 diplomáticos estadounidenses en respuesta a la medida adoptada por Washington por la presunta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de EEUU, según una declaración del ministro de Exteriores, Serguéi Lavrov.

“La reciprocidad es ley diplomática en las relaciones internacionales. Por eso proponemos al presidente de Rusia que declare personas non grata a 31 funcionarios de la embajada de EEUU en Moscú y a otros cuatro del Consulado estadounidense en San Petersburgo”, señala una declaración de Lavrov difundida por medios rusos.

La cancillería también propuso cerrar el acceso a diplomáticos de EEUU a una de las residencias que tiene la Embajada estadounidense en Moscú, en medio de una reserva natural, y a un almacén que tiene en la periferia de la capital rusa.

Esta medida se adoptará en respuesta al cierre de dos complejos ubicados en los estados de Maryland y Nueva York que Rusia utilizaba, según las autoridades estadounidense, con propósitos de inteligencia.

“En ambos casos esas residencias de campo se usaban para el descanso de los hijos de los diplomáticos durante las vacaciones invernales. Y esas residencias han sido declaradas nidos de espías”, dijo al respecto Lavrov.

El jefe de la cancillería rusa volvió a responder a las acusaciones de Washington sobre los presuntos ciberataques de Rusia contra la campaña electoral de la demócrata estadounidense Hillary Clinton, dirigida según EEUU a favorecer la victoria del presidente electo, el republicano Donald Trump.

“La administración saliente de Barack Obama, que culpa a Rusia de todos los pecados mortales, ha acusado sin pruebas a la parte rusa de injerencia a nivel estatal en la campaña electoral de EEUU, que habría dado como resultado la derrota de la candidata demócrata”, recordó Lavrov.

Las nuevas sanciones impuestas ayer a Moscú, aseguró el ministro, han sido aprobadas “sin ningún tipo de pruebas” que sostengan las acusaciones.

“Es una lástima que la administración Obama, que empezó su mandato con el restablecimiento de la cooperación, concluya su etapa con una agonía antirrusa. DEP (Descanse en paz)”, escribió hoy en Facebook el primer ministro ruso, Dmitri Medvédev.

Por otro lado, la cancillería rusa desmintió la información difundida por el canal de televisión estadounidense CNN sobre el cierre de la Escuela Angloamericana de Moscú a la que acuden los hijos de diplomáticos estadounidenses, canadienses y británicos.

“Es mentira. Parece que en la Casa Blanca se han vuelto locos del todo y ya se inventan sanciones contra sus propios hijos”, aseguró la portavoz de Exteriores, María Zajárova.

Redacción Terra

Advertisements

¿Qué te parece?