El presidente de Rusia, Vladímir Putin, se apuntó hoy un gran tanto diplomático frente a Occidente al anunciar un acuerdo de alto el fuego entre el régimen de Bachar al Asad y la oposición siria, que se comprometen además a reanudar el proceso de paz estancado desde abril pasado en Ginebra.

“Llamo al gobierno de Siria, a la oposición armada, a todos los países de la región implicados y que tienen influencia en los bandos en conflicto a apoyar los acuerdos”, dijo Putin en una reunión en el Kremlin con los ministros de Exteriores y Defensa.

Putin explicó que Damasco y la oposición armada “moderada” habían firmado “hace unas horas” un acuerdo de cese del fuego en todo el territorio del país árabe que entrará en vigor esta medianoche y otro documento con “medidas de control” para garantizar su cumplimiento.

Además, ambas partes sellaron una declaración por escrito en la que se comprometen a “iniciar negociaciones de paz para el arreglo” del conflicto.

Fuente: El universal

Advertisements