The Solo Cup Company es la marca detrás del icónico vaso rojo que acompaña a los fiesteros de todo el mundo.

Se trata de una fábrica de artículos de plástico desechables fundada a mediados de la década de 1930 en Estados Unidos, adquirida en el 2012, por Dart Container Corporation.

La idea se le ocurrió a Robert Leo Hulseman, CEO de la compañía desde 1980, cuando sucedió a su padre. El inventor de ese recipiente que se ha convertido en una marca internacional murió la semana pasada a los 84 años, aunque la información se dio a conocer hasta hoy.

Redacción La Vanguardia 

Advertisements