El presidente estadounidense, Barack Obama, anunció este jueves una serie de medidas contra Rusia por su presunta interferencia en la elección presidencial, incluyendo la expulsión de 35 agentes y el cierre de instalaciones rusas en suelo norteamericano.

“He ordenado un número de acciones en respuesta al agresivo acoso del gobierno ruso sobre funcionarios estadounidenses y operaciones cibernéticas contra la elección estadounidense”, señaló Obama según un comunicado de la Casa Blanca, prometiendo otras acciones para el futuro.

“Estas acciones siguen a repetidas advertencias privadas y públicas que hemos dado al gobierno ruso y son una respuesta necesaria y apropiada a los esfuerzos para perjudicar los intereses estadounidenses en violación de las normas internacionales”, subrayó el mandatario.

El goberno de Rusia rechazó “categóricamente” lo que calificó como las acusaciones “infundadas” de Estados Unidos.

El presidente de los Estados Unidos declara a la radio pública nacional que no permitirá una intromisión de otro país en soberanía de su país.

Las agencias estadounidenses de inteligencia concluyeron que el pirateo y difusión de correos electrónicos del partido Demócrata y del equipo de su candidata presidencial, Hillary Clinton, estuvo diseñado para impulsar a la Casa Blanca a Donald Trump, quien ha elogiado al líder ruso Vladimir Putin.

“Ese robo y difusión de información solo pudo haber sido dirigida por los más altos niveles del gobierno ruso”, añadió Obama. “Esas actividades tienen consecuencias”, dijo.

Entre las acciones ordenadas por Obama se encuentran sanciones contra los servicios secretos militares rusos (GRU) y el Servicio Federal de Seguridad (FSB), la exKGB soviética, la expulsión de 35 agentes de inteligencia declarados “persona non grata” y el cierre de dos instalaciones rusas en Nueva York y Maryland, que Estados Unidos afirma son usadas para “propósitos de inteligencia”.

El experto en seguridad, Joseph Humire, asegura que el presidente de Rusia no es un aliado de Trump ni amigo de EU, su objetivo es desestabilizar a Estados Unidos.

Obama advirtió a los estadounidenses y sus aliados en el mundo sobre las acciones de Rusia.

“Estados Unidos y sus amigos y aliados en el mundo debemos trabajar juntos para oponernos a los esfuerzos de Rusia para socavar las normas internacionales establecidas, e interferir con el proceso democrático”, indicó.

Redacción CNN

Advertisements