Ciudad de México. Los niveles de pobreza de los mexicanos se incrementaron entre 2008 y 2014, al pasar de 44.3 por ciento a 46.2, revelan hoy cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este crecimiento se debe, sobre todo, a la crisis económica y al aumento de los precios de los alimentos que afectaron a la población en 2009 y parte de 2010, subraya.

En el reporte Medición y análisis de la pobreza en México 2006-2015, el organismo presenta los resultados de las evaluaciones que se hicieron cada dos años en este período.

Informa que hasta 2014, en el análisis más reciente, en el país eran pobres 55.3 millones de mexicanos, es decir, 46.2 por ciento.

La mayoría de la población tuvo problemas en los ingresos, al dispararse la proporción de personas con entradas insuficientes para adquirir la canasta alimentaria y comprar bienes y servicios.

Estos dos fenómenos tuvieron como resultado un aumento en el porcentaje de población en situación de pobreza, indica el Coneval.

También reporta que en lo referente a la pobreza extrema, ésta se redujo de 10.6 por ciento de la población en 2008 a 9.5 en 2014.

Para 2016 se previó publicar una medición de la pobreza, pero el cambio que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía hizo en la metodología de las encuestas, usadas por el Coneval, impidió la comparación con años anteriores.

Leer También

La cara oscura del Nevado de Toluca

En seis años gobierno regaló 17 mil 105 millones para combatir la pobreza

Redacción La Jornada 

Advertisements