Para exigir que se les pague el adeudo que se tiene con alrededor de mil 200 estancias infantiles afiliadas a la Secretaría de Desarrollo Social, los representantes de distintas delegaciones del Estado de México se manifestaron afuera de las oficinas delegacionales de la dependencia federal.

De acuerdo con los indignados, la instancia tiene retrasos de hasta dos meses, pero todo el año los pagos han sido a cuentagotas por lo que muchos han optado por conseguir préstamos personales o créditos bancarios pues manejan números rojos lo que pone en riesgo su operatividad, toda vez que no les alcanza para los salarios de las asistentes.

Tan sólo en Toluca, son 43 estancias a las que se les deben al menos dos meses de apoyos, es decir, alrededor de 3 millones de pesos, de los cuales el 80 por ciento va destinado a nómina, pero también se emplean para pagar impuestos, renta cuando amerita, y alimentos que se les ofrecen a los pequeños tres veces al día.

“Hemos hablado a las oficinas centrales, nos dicen ya estaba liberado el pago por parte de Hacienda que es en la delegación donde se tiene el pago restringido, no nos dan mayores explicaciones, sólo que no se van a ir de vacaciones hasta que quede resuelto”, comentó uno de los afectados cuyo nombre no quiso otorgar por temor a represalias.

La situación, aseguran los afectados, se torna más preocupante toda vez que continúan aperturando estancias infantiles afiliadas a Sedesol por lo que temen que se les vaya a quitar el apoyo a las que tienen más tiempo para otorgarlo a nuevas “que son más manejables”.

Finalmente dieron a conocer que esperan que la Sedesol les deposite lo que se les debe ya que muchas temen no poder cuidar a cientos de niños el próximo 9 de enero, que es cuando regresan a clases.

Redacción Sara García / SéUnoNoticias

Advertisements