Arely López Navarro, comisionada presidenta del Instituto Sonorense de Transparencia, Acceso a la Información Pública y Protección de Datos Personales (ISTAI) llamó a la población a tomar medidas de seguridad, ya que la clonación de tarjetas bancarias y el robo a casa-habitación son dos delitos que se incrementan en el mes de diciembre.
Hay que tener especial cuidado con el uso de los datos personales en Internet.

La servidora pública anunció que se debe de poner especial cuidado con la información que se comparte y difunde a través de las redes sociales, ya que son una de las principales áreas de oportunidad para mejorar nuestra seguridad financiera y física: ‘hay una fuerte relación entre los robos y los datos que los delincuentes obtienen de lo que nosotros divulgamos’.

(Por ejemplo), no hay que decir las fechas en que salimos de vacaciones y dejamos la casa sola. Muchas veces nosotros mismos somos los que propiciamos que se invada nuestra privacidad e intimidad. Las personas que se dedican a actividades ilícitas también tienen conocimiento de los itinerarios, porque las personas lo divulgan en sus redes sociales”, anotó.

Agregó que ‘tampoco es recomendable lucir el aguilando, fruto de nuestro esfuerzo anual, mucho menos los bienes o servicios que uno adquiere; según cifras de la Asociación Nacional de Empresas de Seguridad Privada, los hurtos en domicilios particulares aumentan en promedio un 20 por ciento en el último mes del año, y de esos asaltos…’

… el 84 por ciento sucede cuando las casas están solas. (Subrayó que) los estudios aseveran que el uso de las tarjetas de crédito y débito se triplica en esta época decembrinas debido a las compras. La moda en el estilo de pago que se dispara en diciembre hace más factible que los estafadores cibernéticos obtengan datos como números de cuenta, contraseñas”.

Asimismo, como nombres de usuario con el objeto de clonar o usurpar la identidad de los usuarios; en este sentido, la funcionaria recomendó ‘ser prudentes en el uso de las redes sociales, que, si bien son necesarias y hasta divertidas y ocurrentes, también son de muy fácil acceso, vulnerables y muy ricas en información personal y de las familias’.

Fuente: Excélsior 

Advertisements

¿Qué te parece?