Rafael López Ayala, falleció este lunes a causa de las quemaduras que le provocaron, después de que jóvenes le rosearan gasolina en el cuerpo y le prendieran fuego, cuando dormía en una de las jardineras de la Catedral San Marcos de Tuxtla Gutiérrez.
De acuerdo con el parte médico, López Ayala, tenía quemaduras de segundo grado, en un 75 por ciento del cuerpo y eso lo ponía en riesgo; por lo que tras el fallecimiento el Agente del Ministerio Público tomó parte en el asunto para las investigaciones necesarias.

Hace cinco días, dos personas al parecer integrantes de los ‘Maras’, Barrio 13, trataron de inmolar a Rafael López Ayala al rosearle gasolina en el cuerpo, sin embargo, fue auxiliado por personas que se encontraban en el lugar y posteriormente trasladado al Hospital Gilberto Gómez Maza donde falleció.
Asimismo, las autoridades negaron que el hombre fuera un indigente, ya que su familia indicó que se quedó a dormir ahí.
El hombre de 27 años de edad, se encontraba dormido en una de las jardineras del atrio de la catedral.
La mayor parte de las quemaduras las sufrió en el brazo derecho, por lo que tuvo que ser trasladado al hospital Gilberto Gómez Maza, al oriente de la capital.
Personas que pasaban por el lugar auxiliaron a la víctima, le ayudaron a despojarse de la ropa en llamas y pudo de esa forma salvar la vida; al lugar arribó la Policía Estatal Preventiva, al mando de José Armando Moguel.

Fuente: Excélsior 

Advertisements

¿Qué te parece?