Comerciantes de artículos de temporada que están ubicados en el Jardín Zaragoza aseguran que este año ha sido el más difícil para sacar sus ventas.
Afirmaron que les hace falta publicidad, pues pese a que ofrecen precios justos, las personas no se acercan porque están en una zona alejada del centro.

Éste es el tercer año consecutivo en que se les prestan los espacios, por un costo de 375 pesos por toda la temporada, pero denunciaron que los vendedores ambulantes continúan siendo competencia desleal por lo que hicieron un llamado al alcalde para que se regule la situación.

Advertisements