Por: José Alam Chávez Jacobo

 

Los nueve grupos parlamentarios nombraron al primer Fiscal General del Estado

El titular proviene del grupo al que pertenecieron García Luna y Cárdenas Palominos

Cruz Roa cerrará el año consolidado en la Legismex

Logra Anuar Azar  importante iniciativa para defender la libertad de expresión

Presidente del CEN del PRI se reúne esta mañana con el priismo mexiquense

Promueve Cheja Primer Informe Legislativo

Acompaña Pablo Peralta a su papá en entrega de aguinaldos en Grupo IUSA

A 15 días de concluir el año previo a la elección de Gobernador del estado de México, Cruz Juvenal Roa Sánchez, presidente de la Junta de Coordinación Política de la LIX Legislatura, sacó el nombramiento de Alejandro Gómez Sánchez, como primer Fiscal General de la entidad, un personaje que llegó a la entidad en Mayo del 2014 empoderado por el grupo que alguna vez impulsó el abogado Marcos Castillejos.

En 2014 el gobierno eruvielista adolecía de falta de control político, social y enfrentaba un mayor clima de inseguridad, sobre todo en la zona sur de la entidad que se vio afectada por el grave problema de Michoacán, donde el Ejecutivo fue infiltrado por el crimen organizado, por eso hizo movimientos en la extinta Secretaría de Seguridad Ciudadana, la Procuraduría General de Justicia y posteriormente en la Secretaría General de Gobierno.

Los tres movimientos atendieron a recomendaciones de la Presidencia de la República; en el primer caso llegó Damián Canales Mena, cercano a Miguel Ángel Osorio Chong, el secretario de Gobernación; Gómez Sánchez, gente de Humberto Castillejos, quien es el Consejero Jurídico   tomó la Procuraduría y José Manzur Quiroga, dejó la presidencia de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la LXII Legislatura para convertirse en el número dos del Gobierno mexiquense.

El enviado de Osorio fue sustituido en Julio del 2015 por Eduardo Valiente Hernández, quien después se convirtió en Comisionado de Seguridad Ciudadana, tras adecuaciones legislativas que hicieron a la policía estatal como dependiente de la General de Gobierno y Gómez Sánchez se consolidó como procurador hasta llegar a ser el Fiscal General. De acuerdo con la ley, será Fiscal por siete años, aunque es claro que lo será hasta que el sistema así lo quiera o hasta que siga siendo útil.

La iniciativa la habían abordado en la Legislatura mexiquense diversos grupos parlamentarios como Acción Nacional o el Partido de la Revolución Democrática, y luego vino una iniciativa del Ejecutivo, de cualquier forma a 15 días de concluir el 2016; Roa, líder de la bancada priista y presidente de la Junta de Coordinación Política, logró el acuerdo de las ocho fuerzas legislativas restantes para concretar el asunto. Solamente el legislador perredista Javier Salinas Narváez se opuso a la medida.

Cruz Roa es un político a la alza; de entrada pocos hubieran creído que sería designado líder del Partido Revolucionario Institucional en la Cámara de Diputados, donde dio un cambio de ritmo a los acuerdos con los partidos y generó estabilidad entre los trabajadores que con el anterior presidente de la Junta hubo marcados desencuentros. Quizá por ello es observado en la línea de los diversos priistas con capacidad para pelear la candidatura a Gobernador.

Pero no se puede perder de vista que el nombramiento de Gómez Sánchez como el primer Fiscal General de un estado poderoso como el que significa México, es también un espacio de gran relevancia que conquista el grupo que representa su jefe político: Humberto Castillejos, hijo del influyente abogado Marco Castillejos, quien fue asesinado en 2008 afuera de su despacho en la calle de Mazatlán, de la colonia Condesa, en el Distrito Federal.

En este grupo se identificó a Genaro García Luna, el poderoso jefe de la policía federal en los sexenios panistas y secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, así como a Luis Cárdenas Palominos, el número dos del primero mencionado; quien fue yerno de Marco Castillejos y a otro mexiquense conocido: Alfredo Castillo Cervantes, ex procurador de justicia mexiquense, hombre clave en el caso Michoacán y actual titular de la Comisión Nacional del Deporte.

Luis Cárdenas, hijo de Cuauhtémoc Cárdenas Ramírez, ex director de la policía judicial con Carlos Hank González en el Distrito Federal y colaborador de la Dirección de Seguridad Nacional con Pedro Vázquez Colmenares y Jorge Tello Peón, dejó la función pública en medio de diversos cuestionamientos públicos solo para convertirse en jefe de seguridad del Grupo Salinas. Este grupo logró la Fiscalía General del estado de México. Interesante.

Atajos

Por la derecha: Anuar Azar Figueroa, el coordinador del Grupo Parlamentario del PAN, en la LIX Legislatura, logró la aprobación de reformas al artículo Quinto de la Constitución y fortaleció el derecho al libre acceso a la información plural y oportuna, así como a la libertad de difundir opiniones, información e ideas.

Anuar Azar Figueroa reconoció la aportación de sus homólogos para respaldar dicha propuesta, cuyo objetivo fue brindar garantías para el ejercicio de la libertad de expresión y prensa, ya que es importante “que esta homologación constitucional sea garante para todos aquellos que dedican su vida a informar a la sociedad mexiquense”.

De esta forma, la Constitución local establece que toda persona en el Estado de México tiene derecho al libre acceso a la información plural y oportuna, así como a buscar, recibir y difundir información e ideas de toda índole por cualquier medio de expresión.

La iniciativa que impulsó Anuar contempla además que “es inviolable la libertad de difundir opiniones, información e ideas, a través de cualquier medio y que no se puede restringir este derecho por vías o medios indirectos, tales como el abuso de controles oficiales o particulares, de papel para periódicos, de frecuencias radioeléctricas o de enseres y aparatos usados en la difusión de información o por otros medios y tecnologías de la información y comunicación encaminados a impedir la transmisión y circulación de ideas y opiniones”.

Por el centro: Enrique Ochoa Reza, el presidente del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) del PRI, estará esta mañana en la capital donde sostendrá un encuentro con la militancia priista, donde además estará por primera vez públicamente Ismael Hernández Derás, quien sustituyó desde hace un par de semanas a Humberto Lepe Lepe, como delegado del CEN. También será interesante observar a Carlos Iriarte Mercado, el dirigente estatal, ante la militancia mexiquense en momentos claves rumbo a la definición del candidato a Gobernador.

Por la izquierda: En diversos puntos del estado se observan espectaculares con la imagen de Jacobo Cheja Alfaro, el coordinador del Grupo Parlamentario de Movimiento Ciudadano (MC) a propósito de su Primer Informe Legislativo, con lo cual se confirma que se trata de la carta institucional de este instituto para la candidatura a Gobernador, independientemente de que Dante Delgado Rannauro, el dueño de la franquicia impulsa una alianza con otras fuerzas políticas de izquierda. Cheja fue dirigente estatal de MC.

Por el centro2: El diputado local del PRI, Pablo Peralta García, participó junto a su papá, el empresario Carlos Peralta Quintero, del Grupo IUSA, en la tradicional entrega de aguinaldos a todos los trabajadores en el complejo conocido en Pastejé, junto a los demás hermanos.

Pablo Peralta convive con los trabajadores desde que era niño, y fue ahí donde dio sus primeros pasos como empresario y donde además comenzó a buscar beneficios para los habitantes a través de la Fundación Alejo Peralta, que fundó su abuelo, tal como él mismo lo ha dicho.

Advertisements