Entre gritos como “rateros, ¡hijos de puta!” por parte de los taxistas presentes en el recinto, el pleno del Congreso del Estado de San Luis Potosí aprobó por mayoría el dictamen de la Comisión de Transporte que regulariza a empresas de transporte como Uber, bajo la figura de empresa de redes de transporte, por lo que tendrán que registrarse ante la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

La propuesta, promovida por el presidente de la Comisión de Comunicaciones y Transportes del Congreso del Estado, Sergio Dessfasiux Cabello, contempla que las empresas de redes de transporte, que son las que operan a través de aplicaciones de teléfonos móviles y sistemas de posicionamiento global, ahora estarán contempladas dentro de la Ley de Transporte y Movilidad del Estado.

Asimismo, refiere que estas empresas (tipo Uber o Cabify) tienen que registrarse en un padrón de la SCT para que se les pueda entregar un holograma que acredite a los vehículos que operan bajo este régimen como tal, asimismo se incluye la prohibición expresa de que cobren sus servicios en efectivo, y solamente a través de medios electrónicos.

De la misma manera, se establece que no podrán ser solicitados directamente por los usuarios mientras circulen por las calles, sino solamente a través de su respectiva aplicación de teléfonos móviles, además de esto se les cobrará un impuesto de 1.5 por ciento del costo de cada viaje, recursos con los cuales se conformará un fondo público económico al firmarse un convenio con el gobierno del estado, partida que sólo podrá ser utilizada en el desarrollo de políticas públicas en materia de movilidad en la entidad.

Al final, se realizó la votación a pesar de los gritos y abucheos, en donde 16 legisladores votaron a favor de la propuesta, cinco votaron en contra y dos abstenciones, siendo que los otros cuatro legisladores prefirieron salir del salón de plenos para no emitir su voto en este polémico asunto, que no dejó conformes ni a taxistas ni a choferes de Uber.

Taxistas auguran violencia

Por su parte, Augusto Contreras, líder taxista, quien se encontraba presente en el lugar junto con otros líderes, además de cientos de taxistas, externó directamente a los diputados que esta decisión sólo conducirá a la violencia, porque no se vale que después de tanto tiempo de lucha, con la mano en la cintura “quieran quitarnos nuestra forma de sustento y de nuestras familias”.

Dijo, además, que ojalá los diputados puedan recapacitar en lo que les queda de gestión, porque este tipo de situaciones sólo van a desencadenar la violencia en las calles: “nosotros siempre hemos sido respetuosos, pero ya nos traicionaron, estamos dispuestos a todo”, advirtió.

Asimismo, ya a las afueras del recinto, los taxistas aseguraron que no van a permitir que otra empresa llegue a robarles su forma de vida, por lo que están dispuestos a ellos mismos detectar a los vehículos de Uber y hasta quemarlos, para que ya no sigan operando en San Luis Potosí.

Hasta abril de 2017 Uber sería legal

Cabe destacar que el transitorio final del dictamen señala específicamente que esta reforma a la ley de transporte entrará en vigor 120 días después a su publicación en el Periódico Oficial del Estado, por lo que, mientras tanto, esta modalidad de transporte sigue siendo pirataje, puesto que no está contemplada en la actual ley de transporte de la entidad.

 

Advertisements