Por: Paloma Cuevas R.

Vivimos extraños días, de esos en los que al escuchar noticias nos enteramos de cosas inconcebibles, y pareciera que poco a poco vamos perdiendo la capacidad de sorprendernos y que nos volvemos indolentes, será acaso cierto que estamos anestesiados…

De golpizas “senadoras”.

Mucho se ha mencionado a últimas fechas lo riesgoso que resulta ser mujer en un mundo en el que abundan los machos oligofrénicos reprimidos que las consideran objeto idóneo de sus agresiones y abusos. Entre las generalizaciones más comunes se encuentra la de creer que el grupo vulnerable (las mujeres) lo es a partir de su condición económica o educativa, sin embargo esta semana la Senadora Ana Gabriela Guevara fue agredida brutalmente por cuatro tipos de los que hoy aún se investiga la identidad, y quienes al parecer sin motivo aparente (¿existe alguna motivación que justifique el que cuatro indefensos tipejos agredan a una mujer en la carretera), ocasionándole lesiones diversas que requirieron intervención quirúrgica. De inmediato el caso ha sido mediatizado, poniendo en el ojo del huracán al Secretario de Gobierno del Estado de México, José Manzur Quiroga, quien de hacer bien las cosas capitalizará sus acciones y pasará de suspirante a aspirante al cargo de Gobernador del estado, son muchas las miradas que observarán los resultados del político.

Crónicas de saqueos anunciados.

Mientras tanto Veracruz no ve llegar la suya y Miguel Ángel Yunes se compromete a no cobrar hasta que se resuelva la situación del Estado, lo cual recae en la responsabilidad de César Duarte y su fuga millonaria, desgraciadamente estas acciones sientan un terrible precedente que definitivamente tendrá un impacto en las decisiones electorales del año que se avecina… Delicioso sería ver a la justicia darle un revés a este señor y restaurar la fe en las instituciones para millones de mexicanos.

De los XV años más patrocinados.

Las redes sociales han demostrado su poder de manera contundente la semana pasada con la viralización del vídeo de los XV años de Rubí, aburrida de los rasgamientos de vestiduras, quejas sugerencias y ataques a políticos y demás que se subieron al trenecito por conveniencia; mención especial para los Simpson (que hasta mosquita incluyeron en el vídeo), yo me pregunto ¿es ese nuestro nivel discursivo? ¿Ante las preocupaciones de todo lo que el 2017 traerá y se llevará consigo es hasta ahí hasta donde alcanzan nuestras neuronas? ¿Será verdad que la invitación sólo será para los habitantes de la Joya?
Los resultados de PISA.

Y mientras muchos repartían dádivas y otros critican todo lo que se les para enfrente los contundentes resultados de PISA nos hablan de un estancamiento de más de 16 años en los resultados de México en comparación con el resto de los países de la OCDE, de inmediato los ataques a la reforma educativa, a Aurelio Nuño y todo lo que huela a magisterio, y de ahí la sintomatología de una sociedad poco comprometida, poco responsable y participativa que vive enferma de la eterna necesidad de satisfacción inmediata, y de la falta de compromiso consigo misma. ¿Cuántos de los que critican los resultados leen, analizan y ponen en práctica sus conocimientos? ¿Cuántos sólo vegetan por las escuelas? Tal vez ahí residen algunas de las causas y efectos de este estancamiento…

Evidentemente las políticas públicas, educativas, culturales, etc., son responsabilidad de los gobiernos, pero estos no son más que una muestra a imagen y semejanza de sus pueblos.

Advertisements