A partir del 28 de diciembre próximo y durante tres meses consecutivos, se desviará el tránsito de la carretera federal México-Toluca a partir del kilómetro 43, debido a trabajos de remodelación para mejorar la seguridad de esta vía.

La secretaria de comunicaciones y transportes (SCT), informó que el corte del tránsito referido, partirá del kilómetro 43, en el sentido hacia la ciudad de Toluca, para incorporarse del lado izquierdo al viaducto elevado de la Nueva Autopista La Marquesa-Lerma.

Detalló que el acceso provisional estará habilitado durante tres meses y será a partir del km 43 a la altura del restaurante Los Cochinitos y hasta la entrada del Club del Golf Los Encinos, sin afectar el tránsito que se dirige a la ciudad.

Dicho corte se realizará con el propósito de construir la segunda rampa de emergencia y un retorno deprimido Toluca-Toluca, que irá de los carriles de baja a baja, lo que mejorará sustancialmente la seguridad en la carretera federal, al reducir el riesgo de accidentes en la incorporación.

Se desviarán los tres carriles de la carretera actual, dejando uno de servicio en extrema derecha, para acceder a los negocios que se encuentran sobre la lateral o a lo largo de dicho tramo, con lo que no se afectarán las entradas a los comercios ni a la zona habitacional.

En la parte elevada del viaducto se contará con cuatro carriles, quedando uno, el de extrema derecha, confinado al final para dar acceso al Club de Golf Los Encinos y a los locales que quedarán obstruidos por el desvío.

La SCT solicitó comprensión de usuarios y locatarios eventualmente afectados, ante las molestias que este corte pueda ocasionar, “seguros de que al concluir la obra, todos resultemos beneficiados con las adecuaciones a la vía”, señaló.

Redacción El Universal

Advertisements