El aumento en la tasa de interés referencial del Banco de México puede afectar la demanda de créditos e índices de morosidad.

El Banco de México (Banxico) ha elevado en cuatro ocasiones su tasa de interés referencial en 2016 y el consenso de los analistas espera que este ciclo alcista siga en 2017, lo que tiene claroscuros para el negocio de los bancos y para sus usuarios.

La tasa de interés referencial de Banxico pasó de 3.25% en diciembre de 2015 a 5.25%. El banco central ha aumentado el precio del dinero para contener presiones inflacionarias derivado de la caída del peso frente al dólar, la cual se ha exacerbado tras el triunfo de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos.

Para los bancos el aumento de la tasa de interés referencial implica que los nuevos créditos que coloquen serán más caros así como sus créditos existentes a tasas variables, lo que genera mayores ingresos por intereses para los bancos.

De enero a octubre de 2016 los ingresos por intereses de la banca múltiple sumaron 478,582 millones de pesos (mdp), frente a los 474,524 mdp de todo 2015, de acuerdo con datos de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

De acuerdo con Fernando Sandoval de HR Ratings, el aumento en la tasa referencial puede beneficiar a los bancos, ya que para estos es más fácil traspasar el costo a la tasa activa, es decir la que cobran por prestar.

No obstante el ‘efecto Trump’ también pude dejar secuelas para los bancos de América Latina.

“Cualquier cambio en la política comercial de Estados Unidos que afecte el comercio o impacte los flujos de inversión de Estados Unidos en la región, afectaría las economías y bancos de México y América Central significativamente”, dijo Moody’s en un reporte sobre el sector.

Trump ha insistido en que renegociará el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como en que construirá un muro en la frontera entre México y el país vecino, el cual será pagado por los mexicanos.

Por el lado del consumidor, una tasa de interés más alta se verá reflejada en un mayor costo de los créditos lo que eventualmente puede afectar a la demanda de estos.

“Pero este depende; si lo van haciendo poco a poco con incrementos marginales en un ciclo gradual de alza, o si van a ser más agresivos”, dice un reporte de Intercam.

En este sentido, Sandoval dijo que ante tasas más altas habrá que estar pendientes en los próximos días de los índices de morosidad de la banca.

En octubre el Índice de Morosidad (IMOR) de todo el sistema bancario fue de 2.85%, sin embargo, Bancoppel registró un IMOR de 17.58%, seguido por Banco Ahorro Famsa con 13.41%, Bankaool con 12.92% e Inmobiliario Mexicano con 10.21%.

La directora de análisis económico de Banco Base, Gabriela Siller, comentó que ante el esperado aumento de tasas de interés se anticipa un 2017 complicado para la familia promedio que quiera adquirir un crédito.

Advertisements