Ciudad de México.- Un ataque aéreo en la localidad iraquí de Al Qaim, ubicada a 500 kilómetros al oeste de Bagdad, cerca de la frontera con Siria, dejó al menos 120 muertos y 170 heridos.

La agresión por parte de aviones del Ejército iraquí estaba dirigida a un concurrido mercado de esta localidad controlada por el Estado Islámico, aunque el gobierno precisó que los cazas iraquíes bombardearon posiciones de EI en las que se habían escondido terroristas suicidas.

El diputado Fares al Fares, sin embargo, dijo que había informaciones que señalan que los aviones del Ejército iraquí fueron los que bombardearon la localidad.

“Es una gran masacre de la que el gobierno central es el responsable”, dijo.

Los aviones de la fuerza aérea iraquí y de la coalición internacional liderada por Estados Unidos atacan regularmente posiciones de la milicia sunita en Irak.

El presidente del Parlamento iraquí, Salim al-Yaburi, pidió al gobierno de Bagdad que cree una comisión para investigar lo sucedido.

Qaim se encuentra en la provincia fronteriza de Al Anbar, donde viven sobre todo sunitas. Muchos de ellos se sienten discriminados por la mayoría chiita.

En los últimos meses Irak, con el apoyo de la coalición liderada por Estados Unidos, intensificó su ofensiva militar para expulsar al Estado Islámico del territorio que comenzó a ocupar a mediados de 2014.

Advertisements

¿Qué te parece?