CIUDAD DE MÉXICO

Personal de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), indaga homicidio en el caso del menor de cuatro años abandonado en una clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que murió la semana pasada presuntamente víctima de golpes, la dependencia además señaló que está en busca de algún familiar.
El procurador mexiquense, Alejandro Jaime Gómez Sánchez explicó que la investigación sigue su curso y continúa la búsqueda de la familia, misma que a la fecha no ha sido localizada.
Las autoridades de la PGJEM emitieron una ficha con la fotografía del pequeño de cuatro años. El funcionario por su parte indicó que, suponen que los propios familiares fueron quienes ingresaron al menor a la clínica 220 ubicada en Toluca, donde falleció el sábado de la semana pasada derivado de las graves lesiones que presentaba. 
Lesiones le costaron la vida

De acuerdo con la información, un hombre de unos 45 años que se ostentó como el padre del menor, llegó a la clínica 220 y pidió que lo atendieran, sin embargo, cuando los médicos y el personal salieron a buscarlo para darle el diagnóstico del niño, el hombre ya no estaba en el sitio.
Debido a las lesiones y a la situación de abandono, el caso fue reportado a las autoridades de la PGJEM, quienes iniciaron la búsqueda de la familia, toda vez que la situación médica era grave y presuntamente las lesiones que presentaba podrían deberse a golpes.
El viernes los médicos le diagnosticaron muerte cerebral y el sábado pasado falleció sin que hasta el momento el cuerpo haya sido reclamado por algún familiar.

Excélsior 

Advertisements