ATIZAPÁN DE ZARAGOZA, México, 30 de Noviembre.- Una reportera del diario Reforma fue víctima de golpes, robo e intimidación por parte de policías mexiquenses y agentes de la Procuraduría estatal.

Mientras realizaba la cobertura de un desalojo en Atizapán, los elementos la detuvieron y la trasladaron al Ministerio Público de Tlalnepantla, aunque se había identificado como reportera.

En el sitio, pidió auxilio de un hombre que ostentaba en su vestimenta el cargo de Fiscal de la Procuraduría mexiquense.

Sin embargo, el funcionario le respondió con burlas y le ordenó no mirarlo.

Además, un hombre vestido de civil que daba órdenes le escupió en la cara, le dio tres bofetadas y le obligó a ponerse los zapatos al revés.

Posteriormente, una mujer policía le tocó los genitales, supuestamente en busca de equipo.

“A ver, hija de la chingada, tú aquí no tienes derechos. A mí me vale que seas quien seas, hija de tu puta madre”, dijo.

“Mi credencial la agarraban, me la enseñaban y decían: reportera pendeja. Y me escupían”, narró.

La colaboradora de REFORMA permaneció encerrada en las galeras durante más de dos horas, sin que le permitieran realizar una llamada.

“Dijeron que hasta que se hiciera la puesta a disposición podía hacer una llamada”, señaló.

LEER MÁS Investigan autoridades estatales presunta agresión a reportera

Hasta que hubo presencia de medios en el Ministerio Público, la reportera fue liberada y pudo hablar por el celular de un compañero.

Sin embargo, la coordinadora del Ministerio Público, Marilú Peña, mintió y dijo que ella estaba libre y sólo esperaba para hacer una denuncia por robo.

Agencia MVT / Diario Reforma

Advertisements