El presidente electo de EU dijo que dedicó parte del Día de Acción de Gracias a intentar convencer a Carrier, que había anunciado que trasladaría 1,400 empleos de Indiana a Monterrey.

Trump, quien está reflexionando sobre los nombres que integrarán el gabinete durante su retiro familiar en su complejo de golf Mar-a-Lago de Florida, dijo en Twitter que está “trabajando duro, incluso en Acción de Gracias, para que Carrier A.C. Company se quede en Estados Unidos (Indiana)”.

Carrier Corp, una división de United Technologies Corp, respondió en la red social que la compañía mantuvo “discusiones con el gobierno entrante”, pero no tiene “nada que anunciar en este momento”.

La empresa había informado que trasladaría 1,400 empleos desde Indiana a México, refiriéndose a un marco temporal de 3 años para completar el cambio.

Hace dos semanas, la compañía dijo al periódico The New York Times que la operación se mantenia en pie: “Estamos haciendo todo lo posible para facilitar la transición de nuestros colegas Carrier en Indiana”.

Su decisión se basó en gran medida debido a los $ 65 millones de dólares que los ejecutivos dicen que van a salvar a moviéndose a Monterrey, Nuevo León.

Por su parte, Chuck Jones, presidente de Unión de Trabajadores del Acero, que representa a empleados de diferentes compañías que han sido despedidos, dijo que no tenía noticias sobre algún contacto con Donald Trump o de la administración entrante, pero que va a apoyar a cualquier persona que puede salvar sus puestos de trabajo.

“Espero que él sea capaz de salvar la planta en Indianápolis”, dijo Jones. “Él todavía piensa que hacemos aparatos de aire acondicionado aquí en Indy, hacemos hornos. Si es capaz de salvar puestos de trabajo, independientemente de lo que él piensa que hacemos, es genial.”

CNN busco contacto con las oficinas de Trump, pero no habían respondido a la solicitud, para emitir una respuesta al respecto.

Fuente: CNN

Advertisements