El británico y el brasileño afrontan en Abu Dabi su retiro del Gran Circo; ayer acapararon la atención en Yas Marina

Dos pilotos icónicos de la última época dirán adiós en el GP de Abu Dabi, que a partir de hoy se pone en marcha con las prácticas libres: Jenson Button y Felipe Massa, el primero en el gran circo desde el 2000 y el segundo desde 2002.

Los dos acapararon los reflectores en la rueda de prensa de pilotos celebrada en el circuito de Yas Marina el jueves.

Button, quien tiene un contrato que le permitiría regresar en 2018 con McLaren, ve la largada del domingo en Yas Marina como su adiós de la parrilla.

No pienso enfrentarme a la carrera pensando que no es la última, porque sí lo es. Es verdad que tengo un contrato que me puede permitir correr en 2018, pero en este momento no pienso en correr en 2018.

Llevo compitiendo en el mundo de las cuatro ruedas desde entonces, y todo lo anterior a la F1 fue un trabajo que hice para llegar a la máxima categoría”, explicaba Button.

Después, el británico recordó su mejor temporada, el mágico 2009 en el que obtuvo el campeonato con la escudería Brawn GP, el único título en su poder. “Tengo muchos recuerdos emocionantes, muchas cosas que han cambiado mi vida, cosas buenas, cosas malas y me voy con un título mundial, lo cual es una sensación muy especial. He competido con los dos equipos con los que había soñado, Williams y McLaren, pero no puedo olvidarme de mi año en Brawn”.

Por su parte, Felipe Massa indicó que la pasada carrera en Brasil fue como un retiro para él al haber sido su competencia de casa.

Estoy muy feliz y orgulloso de mi carrera, incluso aunque me faltó un punto para ganar el título (en 2008). Estoy orgulloso de todo lo que pasé, de todo lo que trabajé, y ésa es una sensación increíble”, sentenció.

Redacción Excélsior 

Advertisements