Después de un primer intento fallido de educación digital, la Secretaría de Educación Pública presentó su nueva estrategia: Aprende 2.0, la cual pretende poner al alcance de los niños contenidos en línea para mejorar su preparación académica. En un inicio, este programa alcanzará a tres mil escuelas primarias el próximo año, pero el objetivo es que opere en 23 mil de las 90 mil escuelas primarias del país.

“Vamos a iniciar con un programa piloto, vamos a empezar con tres mil escuelas para observar cómo funciona este nuevo programa con este nuevo enfoque integral y, a partir de los resultados que tengamos vamos a darle una escala a este programa para que tenga alcance nacional dentro de muy poco tiempo”, dijo el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño, durante la presentación de la estrategia.

Éste es el segundo intento de educación digital de esta administración, pues en los primeros tres años del sexenio se impulsó al Programa de Inclusión y Alfabetización Digital, al cual se le invirtieron dos mil 500 millones de pesos para dotar de equipos de cómputo y tabletas a los estudiantes de quinto año de primaria; sin embargo, para 2017 ya no se le destinaron recursos.

El subsecretario de educación básica, Javier Treviño Cantú, explicó que Aprende 2.0 tiene el objetivo de llegar a 23 mil escuelas de organización completa, las cuales se definen como aquellas que tienen un profesor al frente de cada grupo, por lo que se excluyen a las escuelas multigrado.

Para ello se trabajará en seis ejes: capacitación de maestros, una plataforma de contendidos educativos, la promoción de alianzas con el mercado, el equipamiento en las escuelas para crear la aula Aprende 2.0, conectividad y una estrategia de evaluación y seguimiento en tiempo real.

Treviño Cantú explicó que una diferencia importante entre Aprende 2.0 y el Programa de Inclusión es que ya no se entregarán tabletas a los niños, sino que los equipos serán propiedad de las escuelas; los dos millones de equipos que ya se repartieron serán habilitados para que funcionen en las nuevas aulas.

Dichos salones de clases tendrán infraestructura de conectividad, punto de acceso a internet, estación de carga, así como equipos para los niños y para profesores. Esta parte del proyecto será puesto a concurso en una licitación que se dará a conocer cuando el Congreso promulgue la Ley de Egresos 2017.

Lo que ya funciona actualmente es la plataforma www.aprende.edu.mx, que posee recursos digitales dirigidos a estudiantes, profesores y padres de familia; se espera que con convenios firmados con empresas privadas y organizaciones de la sociedad civil, el contenido de la plataforma aumente hasta convertir el sitio en el más grande en su tipo en los países de habla hispana.

Presupuesto

“Cuando ya se apruebe el presupuesto sabremos cuántos recursos destinaremos y cómo dirigir recursos de otras áreas al programa Aprende 2.0”

Mil 991 recursos educativos en línea posee la plataforma www.aprende.edu.mx actualmente, los cuales son totalmente libres para quien quiera obtenerlos, sean, por ejemplo, estudiantes, profesores o padres de familia

Para Alberto Serdán, investigador de Mexicanos Primero, que el gobierno presente una nueva estrategia de inclusión digital, en este caso Aprende 2.0, significa un fracaso de todos los esfuerzos previos en esta materia.

“Este nuevo programa de inclusión digital evidentemente marca un reconocimiento, aunque no se diga con todas sus letras, del fracaso de todos los esfuerzos que se han hecho en materia de tecnologías de la información y el conocimiento aplicadas a la educación”, dijo.

Serdan recordó que programas como Red Escolar, Enciclomedia, Habilidades Digitales para Todos, México Digital, entre otros, tuvieron una inversión superior a los 40 mil millones de pesos, dinero que, recordó, según la Auditoría Superior de la Federación, en buena parte fue mal gastado, presumiblemente en actos de corrupción.

El investigador añadió que debe de evitarse que Aprende 2.0 llegue sólo a zonas urbanas de clase media o alta, pues eso ampliaría la brecha educativa con las zonas marginadas, como también ha ocurrido en el pasado.

“Es difícil dar el beneficio de la duda con tantas experiencias negativas, ojalá funcione pero no hay muchas expectativas si lo contrastamos con lo que ha sucedido en el pasado”, aseguró el experto.

Aprender para mejorar

Al respecto, el senador panista Juan Carlos Romero Hicks, presidente de la Comisión de Educación Pública del Senado de la República, aseguró que la nueva estrategia “es una iniciativa que saludamos con mucho entusiasmo, tiene un buen diseño, ojalá que tenga un buen alcance, nos hubiera gustado que fuera más pronto en la administración del Presidente Enrique Peña”,

Aseguró, en referencia a experiencias previas, que “hay que aprender para mejorar y ese es el tono en que se ha venido trabajando, lo vemos con gran apertura y nos da mucho gusto”.

Advertisements