Ciudad de México. El juzgado sexto de distrito en materia de amparo, con sede en la Ciudad de México admitió el trámite de demanda de amparo al gobernador con licencia de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa; sin embargo, en este se precisa que si los delitos que se le imputan al mandatario veracruzano son graves, quedará a su disposición para definir en qué cárcel quedará detenido hasta en tanto se resuelve en definitiva el juicio de amparo, para evitar que se evada.

El Consejo de la Judicatura Federal informó que el juzgado sexto admitió a trámite el juicio de amparo 1031/2016 promovido por el gobernador con licencia, contra actos privativos de su libertad.Además aclaró que aunque el trámite fue admitido, “la orden privativa de la libertad que se reclama puede ser ejecutada”. Es decir, de ser localizado, Javier Duarte sí puede ser detenido.

De acuerdo con la información difundida en su demanda Duarte de Ochoa sostiene que el “acto de autoridad (orden de aprehensión) no puede ser ejecutada” en virtud del fuero constitucional del cual goza por ser gobernador de su estado.

“Añade (Duarte) que si bien gozaba de licencia para desempeñar el cargo, al haber presentado el escruto de cancelación de la licencia ante el congreso de su estado goza de la inmunidad que le confiere el cargo, hasta en tanto no sea agotado el procedimiento de declaración previsto en el artículo 111 de la Constitución”.

En ese contexto, el juez federal determinó que el alcance de la suspensión de amparo queda en los siguientes términos, “si se trata de delitos de prisión preventiva oficiosa, a que se refiere el artículo 19 constitucional, la suspensión sólo producirá el efecto de que el quejoso quede a disposición” del juzgado que le concede el amparo y será encarcelado en el lugar que este señale, lo cual no implica la suspensión del juicio por los cargos que le ha imputado la PGR.

Esto significa que el juez de amparo no ha definido si Javier Duarte es responsable de algún delito ni tampoco de las acusaciones que pesan en su contra, toda vez que el gobernador con licencia no explicó qué delitos se le imputan.

El segundo considerando de esta suspensión de amparo señala que si las acusaciones que existen en su contra no implican prisión oficiosa (es decir no son considerados graves) la suspensión producirá el efecto de que el quejoso no sea detenido, pero el juzgado implementará medidas para que no se evada el inculpado.

Actualmente la PGR obtuvo una orden de aprehensión en contra de Javier Duarte por delitos de delincuencia organizada y operaciones de procedencia ilícita, inclusive ha ofrecido una recompensa de quince millones de pesos a quien proporcione datos que lleven a su captura.

Advertisements

¿Qué te parece?