Por Mónica Fragoso

Del informe 2016 del Índice de Desarrollo Democrático de América Latina presentado por la fundación Konrad Adenauer Stftung, en el cual se miden diversos indicadores de 18 países latinoamericanos.

Donde se desprende que en el presente año México no mejoró en su calificación, incluso empeora su condición respecto al año pasado, sobre todo en materia de seguridad pública,corrupción, niveles de desarrollo, calidad democrática y desigualdad social.

México ocupa ya la 14ª posición, que si bien es cierto ya tenía desde el año 2014, pero además con un descenso en su puntuación, producto de caídas de indicadores principalmente en materia de seguridad y combate a la corrupción.

Nuestro país se mantiene lejos de los 6 mil puntos que había logrado en los tres primeros años de medición de este índice, cuando se presentaban grandes expectativas de acceder a un grupo de países con más alto desarrollo democrático, pero lamentablemente este año se mantiene al límite de los países en vías de desarrollo.

Esta lamentable noticia debe ser una señal para que nuestro país realice de nueva cuenta un énfasis en la formulación de las políticas públicas sobre todo en materia de seguridad pública, combate a la corrupción y en eficiencia económica, tres de los indicadores más bajos para México.

Advertisements