La diputada por el Estado de México, Carolina Monroy, dijo que la conducta de las y los diputados ya está normada en el Código de Ética y Conducta Parlamentaria y éste “debe acatarse, independientemente de que exista o no el órgano encargado de sancionar su incumplimiento,” afirmó al término de la sesión de este día.

Aclaró que el Código de Ética de la Cámara de Diputados entró en vigor el pasado 10 de mayo, día en fue que publicado en el Diario Oficial de la Federación, “por tanto es obligatoria la estricta observancia de sus preceptos, independientemente de que exista o no el Comité encargado de vigilar su cumplimiento y aplicar sanciones cuando así sea necesario”, reiteró la legisladora mexiquense.

Carolina Monroy, señaló que el primer gran reto fue lograr la aprobación del Código de Ética Parlamentaria en el Pleno de la Cámara; el siguiente paso, dijo, es la conformación del Comité de Ética Parlamentaria, encargado de promover los valores y principios éticos de la práctica parlamentaria.

Dijo que el proceso de la conformación del comité se encuentra en análisis en la Junta de Coordinación Política, y expresó su confianza “en que muy pronto se dé cause a la necesidad de integrarlo y dar inicio a sus funciones.”

Es interés del grupo parlamentario del PRI contar con este instrumento legal, “pues por ello lo impulsamos; la integración del Comité no debe politizarse, al ser responsabilidad de todos los integrantes de la Legislatura garantizar una conducta que responda a la confianza de la ciudadanía y dignifique nuestra labor”, concluyó.

Advertisements