Las llamadas a las líneas de prevención de suicidio aumentaron en un 250 por ciento en Estados Unidos desde el triunfo de Donald Trump, informó el legislador demócrata de Illinois, Luis Gutiérrez.

“Muchos de los jóvenes están en una situación de desesperación y sin esperanza, nosotros les estamos diciendo ‘estamos con ustedes’”, dijo el legislador en una entrevista con el programa “Al Punto”, de la cadena Univision.

Gutiérrez se reunió con funcionarios de centros de atención médica de Chicago y recibió información que las llamadas a los centros de prevención del suicidioaumentaron en un 200 por ciento.

Organizaciones como la Línea Nacional de Prevención de Suicidios (NSPL) reportaron un incremento del triple de llamadas el 9 de noviembre, un día después de las elecciones.

Más de 660 llamadas llegaron entre la 1 y las 2 de la madrugada, poco después de que se confirmó el triunfo del entonces candidato presidencial republicano.

Un incremento similar fue reportado por The Trevor Project, dedicado a la atención de jóvenes de la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y personas transgénero (LGBT).

Dos días después de las elecciones, el número de llamadas a su línea de prevención de suicidios ascendió a unas 3 mil, el triple de su promedio diario de mil.

Gutiérrez señaló en la entrevista que Trump debe emitir como presidente un “perdón” a lo 725 mil jóvenes beneficiarios del Programa de Acción Diferida (DACA), a fin de evitar su deportación.

“Vamos a luchar porque se les confiera el perdón”, indicó.

Trump prometió como candidato derogar las acciones ejecutivas del presidente Barack Obama en migración.

Como presidente electo, reiteró su intención de deportar a inmigrantes con antecedentes criminales, que estimó en 2 a 3 millones, aunque expertos creen que la cifra es menor.

Redacción EL Universal 

Advertisements

¿Qué te parece?