En la previa del juego entre Eibar frente al Celta por la Liga de España, el entrenador José Luis Mendilibar ofrecía una rueda de prensa hasta que fue interrumpido por varias personas con una vestimenta especial de protección.

Al mismo tiempo sonaban las alarmas y anunciaban la llegada de un virus: “Interrumpimos la rueda de prensa para dar un aviso urgente…Un potente virus se está extendiendo, el SD Eibar…”, decían.

Cuando los periodistas estaban alertados en la sala, se informó que se trataba de una curiosa campaña publicitaria de los abonados del conjunto blanco.

Redacción Diez HD

Advertisements