El gabinete de Donald Trump se va formando. Sin embargo, varios de sus nombramientos han causado una ola de críticas por tratarse de personajes controvertidos y algunos de ellos con un pasado anti-inmigrante e incluso de supremacía blanca.

El último que ha causado revuelo es el elegido para asesor de seguridad nacional, el teniente general retirado Michael Flynn, quien abiertamente ha dicho que el Islam no es una religión sino una “ideología” y además un “cancer para la sociedad”.

Estas son algunas de las frases más controvertidas de Flynn:

“En las próximas 24 horas, reto a los “líderes” árabes y persas del mundo a subir al plato y declarar su ideología islámica enferma y necesitada de una cura”, Flynn tuiteó en julio de este año tras el ataque terrorista en Niza, Francia.

Durante una entrevista en mayo con el programa de discusión de Al Jazeera, Up Font, Flynn expresó su posible aprobación sobre matar personas que tengan una relación o sean familiares de sospechosos de terrorismo.

“Tendría que ver cuáles eran las circunstancias de esa situación”, dijo.

A principios de febrero, Flynn seguró que el temor de los estadounidenses a los musulmanes es “racional” compartiendo un vídeo que ataca la religión.

En su gestión como director de la Agencia de Inteligencia de Defensa en la Casa Blanca (2012- 2014) se opuso a una amplia gama de políticas de seguridad nacional, incluyendo el enfoque de la administración para luchar contra el Estado islámico y, más generalmente, su manejo de los asuntos mundiales.También es conocido por ser un defensor de crear lazos más fuertes con Rusia, así como un fuerte crítico del presidente Barack Obama.

Redacción Univisión

Advertisements