El helicóptero se desplomó tras intensos combates entre autoridades brasileñas y presuntos delincuentes

RIO DE JANEIRO.

Un helicóptero de la Policía se estrelló este sábado en Río de Janeiro, muriendo cuatro oficiales, tras un día de intensos combates entre las autoridades brasileñas y presuntos delincuentes en la favela conocida como Ciudad de Dios.

Aún no estaba claro si el helicóptero fue alcanzado por disparos o si otro factor causó su desplome. En un comunicado, la policía dijo que investigaba el accidente.

La filmación de un aficionado que envió el video a estaciones locales de televisión muestra la caída del helicóptero. La aeronave cayó en un área residencial cercana a Ciudad de Dios, pero se estrelló en un espacio despoblado cerca de una autopista.

Los bomberos recuperaron los cuerpos de las víctimas de entre los restos del helicóptero por la tarde-noche.

La delincuencia estremece a los cariocas

La violencia y la delincuencia han estremecido a Río de Janeiro, pocos meses después de que la segunda mayor ciudad de Brasil fue sede de los Juegos Olímpicos 2016. Una recesión económica, un alto desempleo y las ajustadas finanzas públicas han envalentonado a los grupos criminales en áreas como Ciudad de Dios, una de las más conocidas favelas de Rio.

En años recientes, la policía ha logrado desarticular a traficantes de drogas y otras pandillas en muchas favelas.

Sin embargo, la delincuencia sigue creciendo mientras el gobierno estatal, responsable de buena parte de la seguridad en una región donde residen más de 16 millones de personas, enfrenta un déficit presupuestario de unos 20 mil millones de reales (5 mil 910 millones de dólares).

La tasa de asesinatos hasta septiembre en Rio trepó casi un 18 por ciento frente al mismo periodo del año anterior, a 3 mil 649 muertes reportadas según estadísticas del estado. La delincuencia en las calles, incluyendo asaltos en el transporte público, subió en un 44 por ciento, a casi 92 mil casos reportados.

Aunque la ola delictiva en Río sigue siendo menor que en sus peores momentos de las décadas de 1980 y 1990, los recientes combates entre autoridades y bandas criminales, y la caída del helicóptero el sábado, hacen recordar los periodos en los cuales estallaron conflictos sociales en la ciudad.

En el 2009, traficantes de drogas derribaron un helicóptero causando la muerte de dos tripulantes, mientras la policía trataba de “pacificar” las favelas antes de los Juegos Olímpicos y la Copa Mundial de Fútbol, que se desarrolló parcialmente en Rio de Janeiro.

dre

Advertisements

¿Qué te parece?