Hace varios meses, durante un concierto que ofreció Guns N’ Roses en Houston, algo insólito sucedió. Mientras la famosa banda estadounidense tocaba “November Rain”, un sonido extraño se escuchaba al fondo.

El sonido de un piano desentonado se escuchaba cada vez más y Axl Rose, preocupado, decidió detener la canción para saber qué pasaba. “¿Qué demonios es eso? comentó.

Al fondo, los demás músicos aseguraron que nadie había hecho el sonido a lo que más tarde Axl comentó “No me preocupa el drama del fantasma porque al público le gustan esa clase de cosas”.

Redacción 40 principales

Advertisements