Alrededor de la mitad de la fuerza laboral del Estado de México sufre de diabetes o algún problema relacionado al sobrepeso, informó el Consejo de Cámaras y Asociaciones Empresariales del estado.

María de Lourdes Medina Ortega, presidenta del Consejo, detalló que los índices de diabetes en la fuerza laboral mexiquense rondan el 40 y 50 por ciento, además de que los empleados suelen sufrir de hipertensión y estrés.
Lo más preocupante es que la mayoría desconoce padecer la enfermedad, y cuando se les diagnostica, omiten los cuidados necesarios y continúan consumiendo azúcares y grasas, lo que los lleva, en ocasiones, a perder la vista.

Para contrarrestar los índices, Medina Ortega indicó que algunas industrias están implementando programas para hacer que sus trabajadores hagan ejercicio fuera del horario de trabajo, pues cualquier mal que los afecte representa pérdidas para la empresa y el seguro social.
Entre las causas del problema creciente en personas de entre 20 y 40 años de edad está la ubicación de sus trabajos, pues cuando son grandes las distancias, “comen lo primero que encuentran sin considerar el daño”.
Asimismo, otro factor vital es la dieta mexicana que incluye altas cantidades de harinas y grasas que fomentan la obesidad, pues de acuerdo con las compañías, en los comedores que habilitan para sus empleados, éstos buscan el arroz, el pan y el refresco, aunque se les ofrezcan frutas y ensaladas.
Con información de Milenio.

Advertisements

¿Qué te parece?