El alcance de la red de lavado de dinero orquestada por Javier Duarte, gobernador con licencia de Veracruz, es mayor a lo que se pensaba, llegando incluso a Alemania, Hong Kong, Inglaterra o España, de acuerdo con la Unidad de Inteligencia Financiera.
La investigación realizada por la UFI arrojó que las mismas empresas que operaron en la compra del rancho de Duarte en Valle de Bravo y en Campeche realizaron transferencias millonarias a dichos países, donde fue utilizado no solo para comprar bienes inmuebles, sino para inversiones empresariales.

Entre las empresas utilizadas por el gobernador con licencia se encuentra una distribuidora de vinos en Hong Kong, y otra dedicada a la compraventa de aeronaves en San Antonio, Texas.

Asimismo, se señala que las empresas fueron parte del grupo que inyectó de capital a Consorcio Badres, que hizo una venta simulada de tierras ejidales en Campeche por 223 millones de pesos

En el caso de Texas, la empresa Sun Jet Internacional Inc. recibió depósitos de 2 millones 930 mil 165 pesos y 2 millones 26 mil 810 pesos por parte de las empresas Bepha Inmobiliaria y Sakmet Inmobiliaria, inversiones que la Unidad de Inteligencia Financiera considera no tienen un motivo razonable, además de que ninguna de las dos manifestó haber importado o exportado mercancías este año.

Mientras tanto, en Hong Kong la misma Sakmet, así como Grupo Inmobiliario Going, realizaron transacciones desde y hacia territorio chino.

Sakmet realizó una transferencia de 92 mil 118 pesos a Zachy Asia Limited, uno de los más grandes distribuidores de vino de alta gama en China. Going, por otro lado recibió de la empresa Nice Trading Company el equivalente a 919 mil 800 pesos, sin que hayan explicado hasta el momento el motivo de dichos movimientos.

Con información de Altavoz

Advertisements

¿Qué te parece?