La medida penal contra el ex gobernador de Sonora fue por los delitos de defraudación fiscal y lavado de dinero.

Guillermo Padrés también enfrenta cargos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita. (siempre.com.mx)

CIUDAD DE MÉXICO.- Un juez federal dictó auto de formal prisión contra el ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, por su presunta responsabilidad en el delito de defraudación fiscal y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 8.8 millones de dólares, por lo que no alcanza la libertad bajo caución.

De acuerdo con la investigación que realizó la Procuraduría General de la República, al ex mandatario se le detectaron cuentas en el extranjero por la mencionada cantidad, equivalente a 134 millones de pesos al tipo de cambio vigente en aquel entonces. Dichos recursos no fueron declarados ante la autoridad fiscal federal.

El Ministerio Público Federal detectó que Padrés Elías realizó movimientos financieros para ocultar los recursos, mediante transferencias de sus cuentas en el extranjero y de éstas hacía México, pretendiendo ocultar el origen público de los mismos.

A través de esta maquinación, el ex gobernador intentó ocultar el origen de estos recursos para introducirlos al sistema financiero aparentando que se trata de recursos lícitos.

Posteriormente, disperso los recursos a empresas controladas por el núcleo familiar en México con el fin de ocultar su origen; empresas que facturan operaciones simuladas.

Guillermo Francisco Urbina Tanús, juez Décimo Segundo de Distrito de Procesos Penales Federales en el Reclusorio Preventivo Oriente, consideró que hay elementos para sujetar a proceso a Padrés.

El abogado Antonio Lozano dijo que les toma por sorpresa que inicien un proceso penal, el cual tiene graves violaciones a los derechos humanos.

“Nos toma por sorpresa porque no es lo correcto. Vamos a combatirla de manera legal”, dijo al salir del juzgado.

Indicó que “se podrían solicitar beneficios dependiendo la otra causa que se tiene en el juzgado cuarto que es por delincuencia organizada” .

En las próximas horas, el juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales, con sede en Toluca, Estado de México, se pronunciará en torno a la acusación más grave que se le imputa al ex gobernador y a su hijo Guillermo Padrés Dagnino, por los delitos de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por 178 millones de pesos.

Con información de SIPSE y Milenio

Advertisements