Desnudo y estrangulado con cables fue hallado un hombre de 29 años dentro de su casa.
El cadáver yacía en el piso de la sala; su cuñada lo encontró la tarde del sábado.
De cuerdo con las primeras investigaciones, la víctima, identificada como Adrián Arias Arellano, había tenido un convivio con amigos y conocidos cercanos.
El crimen se perpetró en el domicilio ubicado en privada de Bahía de Todos los Santos, en la delegación de Santa Ana Tlapaltitlán, en Toluca.
Según los lugareños, Adrián había organizado una fiesta que inició desde la tarde del pasado viernes.
“Los vecinos comentaron que en ese departamento hubo una fiesta, vieron a hombres y mujeres que entraban y salían; señalaron que todo transcurrió normal, por eso no le tomaron mayor importancia. Dijeron que nunca notaron algo extraño, pero al día siguiente lo hallaron muerto”, comentaron autoridades.
Alrededor de las 14:00 horas del sábado, a la casa llegó Fabiola Martínez para buscar a su cuñado Adrián; sin embargo, lo halló estrangulado.
Fabiola pidió auxilio, por lo que al lugar arribó una ambulancia de la Cruz Roja, sin embargo, los paramédicos sólo pudieron constatar que Adrián ya no tenía signos vitales.
A simple vista, Arias Arellano tenía cables enrollados al cuello. En la escena del crimen se encontraron algunos vasos y botellas, como rastro del último festejo de Adrián. 
El inmueble tuvo que ser resguardado por autoridades policiacas, hasta que elementos de la Fiscalía de Homicidios se presentaron al lugar para recabar evidencias y esclarecer el asesinato.
Los restos del hombre fueron trasladados al Instituto de Servicios Periciales para aplicarle la necropsia de ley.

Fuente: El gráfico 

Advertisements