Más de seis mil 700 hombres ya se realizaron este procedimiento durante los últimos cinco años.

Del 14 al 18 de noviembre, el Instituto de Salud del Estado de México (ISEM) realizará la tercer Jornada Intensiva de Vasectomía Sin Bisturí en los 23 módulos de atención, como parte de las estrategias de planificación familiar, salud reproductiva.

En este sentido, se informó que más de seis mil 700 hombres ya se realizaron este procedimiento, durante los últimos cinco años.

En el marco del Día Mundial de la Vasectomía, celebrado el 13 de noviembre, la encargada del Programa de Vasectomía del ISEM, Mónica Valladares, dijo que la cifra de atención ha aumentado favorablemente, ya que en 2011 realizaron 542 cirugías y en este año ya van mil 213. Destacó que del total de cirugías realizadas, seis mil 190 fueron sin bisturí y 533 fueron tradicionales.

“La meta de este 2016  es llegar a mil 600 cirugías. Por primera vez realizamos tres mega jornadas de cirugías en todo el estado, dos se efectuaron durante mayo y agosto, una más será del 14 al 18 de noviembre, para ello tenemos una amplia infraestructura en 16 jurisdicciones: son 23 módulos de cirugías, con igual número de especialistas. Todo el personal está certificado por el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGSR)”, dijo.

Detalló que en este programa de cirugías también está implicada la paternidad responsable y el cuidado a la mujer, pues es una operación recomendada dentro de la orientaciones y consejerías de planificación familiar que llevan a cabo en las ferias de salud y en las más de mil 300 unidades médicas del ISEM, por ello los interesados son canalizados de su unidad de salud más cercana a uno de los 23 módulos de atención.

“Los servicios son totalmente gratuitos. Se recomienda a todos los hombres que ya han tenido familia a realizarse esta operación que es denominada como un método anticonceptivo definitivo que no requiere hospitalización, no tiene riesgos a largo plazo, no interfiere en la vida sexual de la pareja y tampoco altera el funcionamiento hormonal”, indicó.

Valladares explicó que esta cirugía dura entre 15 y 20 minutos. Especialistas aplican anestesia al escroto, el cual es abierto dos centímetros para extraer los conductos deferentes, por donde pasa el líquido seminal, para que después amarrarlos y así eliminar el semen en la eyaculación. Pese a que el aparato reproductor seguirá produciendo espermas, estos serán absorbidos fisiológicamente.

Los pacientes que se someten a este procedimiento requieren de mínimos cuidados post-operatorios y la recuperación es rápida ya que no necesita de hospitalización.

“Se les recomienda evitar esfuerzos físicos durante las 48 horas después de la cirugía, usar anticonceptivo durante los primeros tres meses e iniciar actividad sexual al séptimo día para comenzar con el vaciamiento de los espermatozoides que se encuentran todavía alojados en las vesículas seminales”, agregó.

Para mayor información sobre este servicio, acude a tu centro de salud más cercano o comunícate al 2358690 extensión 64650 o al 01 800 24 99 000.

Advertisements

¿Qué te parece?