El temblor llegó a sentirse en la capital, Wellington, situada a 300 kilómetros del epicentro.

Un potente terremoto sacudió el sureste de Nueva Zelanda justo después de la medianoche local de este domingo (a las 11:02 GMT), desatando una alerta de tsunami.

De hecho, dos horas después del temblor olas de gran tamaño empezaron a llegar a la costa nordeste.

“Puede que la primera oleada no sea la más fuerte. La actividad de tsunamis continuará por horas”, advirtieron las autoridades neozelandesas, quienes recomendaron a los ciudadanos permanecer tierra adentro.


Miles de personas han sido ya evacuadas, informó la emisora local Radio New Zealand.

La magnitud del sismo, al que le han seguido varias réplicas menos potentes, no está clara.

Y es que el Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS, por sus siglas en inglés) informó que fue de 7.8., pero el neozelandés, GeoNet, dijo que fue de 6.6.

Aún no se tienen información sobre víctimas o daños.

El movimiento telúrico tuvo el epicentro a 91 kilómetros al nordeste de Christchurch, que ya fue golpeada por un fuerte terremoto en 2011 y que dejó 185 muertos.

Christchurch se ubica aproximadamente a 300 kilómetros al sur de la capital, Wellington, en la costa este de la Isla Sur.

Y en una estación de Kaikoura, a 181 kilómetros al norte de Christchurch, registró olas de más de dos metros, según el sitio Weatherwatch.co.nz.

“Parecía que la casa se iba a caer”

“Estábamos durmiendo pero la casa empezó a temblar y nos despertamos. El temblor seguía y seguía. Parecía que la casa se iba a caer”, le dijo un habitante de Christchurch a la agencia de noticias AFP.

Otro neozelandés, Hayley Colgan, lo describió en Twitter como “el más terremoto más terrorífico que he sentido en Nueva Zelanda en 23 años”.

Por su parte, el diario local The Herald informó que el temblor se sintió hasta en la capital, Wellington, donde saltaron las sirenas y los ciudadanos salieron a las calles.


Y según los primeros reportes, en Cheviot, un pueblo cercano al epicentro, algunas casas quedaron reducidas a escombros.

En septiembre pasado otro sismo de magnitud 7.1 volvió a azotar el país. Tuvo el epicentro a 169 kilómetros al nordeste de Gisborne, en la Isla del Norte.

Le siguió una alerta de tsunami pero, aunque no dejó víctimas, sí causó daños materiales.

Nueva Zelanda está situada sobre el que se conoce como el Cinturón de Fuego del Pacífico, también conocido como Cinturón Circumpacífico o Anillo de Fuego.

Redacción BBC Mundo

Advertisements

¿Qué te parece?