Habitantes del municipio veracruzano de Catemaco quemaron una parte del Palacio Municipal en una jornada de violencia para exigir la aparición de su sacerdote católico, desaparecido desde el viernes.


Los inconformes mantenían en su poder la sede municipal desde la mañana de hoy sábado, cuando habían quemado una patrulla de la policía local, cerrado una carretera federal y saqueado la vivienda del alcalde Jorge González Azamar.

Sin embargo, durante la noche decidieron también prenderle fuego al Palacio Municipal para exigir la aparición con vida del cura y activista social, José Luis Sánchez Ruiz, el cual –según testigos- fue sacado de su domicilio por hombres vestidos de policías.


El párroco, junto con decenas de personas, se había manifestado hace un par de días en protesta por los excesivos cobros que realiza en esa zona la Comisión Federal de Electricidad, por lo que la población cree que su desaparición tiene vínculos con sus quejas..

El Obispo de Diócesis de San Andrés Tuxtla, a donde pertenece Catemaco, Fidencio López Plaza llamó a la población a mantener la calma y la paz, dejar la violencia aún lado y orar para que aparezca el sacerdote.


“Si queremos responder al mal con la fuerza del bien, tenemos que educarnos para la paz”, expresó en un mensaje escrito enviado a sus feligreses.

Redacción El Universal

Advertisements