Un multimillonario se sentará en el Despacho Oval a partir de enero. Donald Trump, inesperado vencedor de las elecciones de Estados Unidos, cuenta con una fortuna de 3.700 millones de dólares. Según Forbes, en el último año la suma se ha reducido en algo más de 700 millones por la depreciación de sus activos. En cualquier caso, una suma suficiente para vivir esta vida, la siguiente y otras muchas más.

Como presidente de los Estados Unidos, Donald Trump percibiria un sueldo de 400.000 dólares, según se desprende de la última declaración de impuestos de Barack Obama, en la que se incluye su salario como mandamás de la primera economía mundial. Son 33.300 dólares mensuales, lo que viene siendo una cifra cercana al salario medio anual de los norteamericanos. Todo lo que ganan en un año muchos de sus compatriotas será lo que se embolsará Trump. Además, contará con unos 50.000 dólares anuales para otros gastos.

Pero Donald Trump, será el primer presidente en más de 50 años en renunciar al salario presidencial, que asciende a 400 mil dólares anuales, en caso de cumplir su promesa de campaña.

Gracias a su llegada a la presidencia verá reducidos sustancialmente sus gastos de seguridad y de desplazamiento, tanto de él como de su nutrida familia, ya que el Pentágono y el Tesoro se encargan de costear estas partidas. De hecho, su mujer, Melania Trump, también tendrá un sueldo, en su caso de 10.000 dólares anuales como primera dama.

En su conjunto, la Oficina de la Casa Blanca tiene un costo de unos 58 millones de dólares, según el presupuesto de la Oficina Ejecutiva de Presidencia. Hay asignados 12,7 millones de dólares para los gastos de la residencia oficial, 2 millones para desplazamientos y un millón para reparaciones y restauración, entre otras partidas.

El magnate siempre ha estado acostumbrado a un tren de vida con el acceso a los mayores lujos. Proviene de una familia rica, la que lo apoyó en sus primeros emprendimientos. De hecho, la imagen de fortuna self made (empresario hecho a sí mismo) que se le atribuye a Trump es errónea, ya que arrancó con un cheque de un millón de dólares expedido por su padre, afirman sus críticos.

Redacción El Clarín

Advertisements

¿Qué te parece?