Cd. de México (13 noviembre 2016).- La calma regresó a Catemaco, Veracruz, luego de los disturbios suscitados tras la desaparición de un cura.

Durante la madrugada, elementos de la Fuerza Civil y de las Policías Estatal y Municipal entraron a esa demarcación para restablecer el orden luego de horas de desmanes.

Según reportes de pobladores y medios locales, en el operativo participan alrededor de 300 agentes y 50 patrullas.

La plaza central de la localidad, que ayer fue tomada por manifestantes, fue reabierta y los caminos desbloqueados.

El sábado, pobladores incendiaron el Palacio Municipal, vandalizaron oficinas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), bloquearon la carretera federal 180, y saquearon la casa del Alcalde.

Los inconformes reclamaron por la desaparición del sacerdote católico, José Luis Sánchez Ruiz, quien fue visto por última vez la tarde del pasado 10 de noviembre.

Muebles, paquetería, oficios y hasta una patrulla quedaron destruidos o calcinados a media calle.

En tanto que comercios y oficinas habrían sido saqueados durante la noche.

Esta mañana, autoridades locales ya laboran en los edificios afectados para hacer un recuento de los daños.

Está previsto que en las próximas horas, la Fiscalía General del Estado de Veracruz realice los peritajes correspondientes.

REFORMA/ Redacción Con información de Antonio Baranda
Hora de publicación: 11:40 hrs.

Advertisements