Si la economía de los Estados Unidos se queda “un día sin mexicanos, entra en crisis porque no habrá quién ponga a funcionar los servicios a la población”, sostuvo Andrés Manuel López Obrador, presidente de Morena.

En medio de las posturas que vaticinan consecuencias negativas para México luego de la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales de la Unión Americana, López Obrador consideró que no es tan fácil cumplir una promesa de campaña como las sostenidas por Trump porque la mano de obra mexicana “es necesaria” en el vecino país.

Además de que en México también hay inversiones de empresarios estadounidenses que hay que tener presentes a la hora de la toma de decisiones, destacó en el segundo día de gira por municipios del norte de Coahuila.

En Estados Unidos se necesita la mano de obra es de los mexicanos, imagínese un día sin mexicanos en Estados Unidos, sería el caos, se cae la economía de Estados Unidos, no habría servicios, entonces no es como se dijo en la campaña”, mencionó.

En cuanto a una eventual revisión del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, el ex candidato presidencial expresó que “a lo mejor no es tan malo ni catastrófico” para nuestro país someter a escrutinio el acuerdo comercial. Sobre todo, explicó en entrevista con Grupo Imagen, por el déficit que se tiene en la balanza comercial agropecuaria.

Tampoco, porque en resultados tenemos una balanza comercial en lo que tiene que ver con lo agropecuario deficitaria; es decir, estamos comprando más que lo vendemos; entonces, por qué no regresar al campo, por qué no producir en México lo que consumimos, por qué no generar los empleos aquí, se puede revisar el TLC. Además, es una cuestión que tiene que ver con el gobierno mexicano, no es de un sólo gobierno” agregó.

En ese sentido, hizo un llamado al presidente Enrique Peña Nieto a “pararse firme y defender a los migrantes” ante las actuales circunstancias.

Más tarde en el municipio de Zaragoza, Coahuila comentó que “de ser necesario” efectuará una gira por los Estados Unidos para encontrarse con los mexicanos que viven en ese país y decirles que no están solos”.

En su encuentro con militantes y simpatizantes de Morena en el municipio de Villa Unión, López Obrador fue recibido por el alcalde panista de este municipio, Ezequiel Fuentes, para quien “es una obligación de gobierno y de educación” recibir a todos los visitantes que llegan a su municipio.

Este domingo, López Obrador cumplirá 63 años de edad y lo celebrará recorriendo los municipios de Nava, Allende, Melchor Muzquiz y Nueva Rosita, en Coahuila.

jcp

Advertisements

¿Qué te parece?