“La raza de Trump unió a mi gente”, publicó su sitio oficial.
El Ku Klux Klan anunció un desfile de victoria en un pueblo de Carolina del Norte para celebrar el triunfo de Donald Trump.
En el sitio web de los Leales Caballeros Blancos del Ku Klux Klan se anunció que dicho encuentro se celebrará el 3 de diciembre de 2016 sin mencionar la hora ni el lugar.
El anuncio sólo se refiere a un “Desfile Klavalkade Klan de Victoria” sobre un retrato ilustrado de Trump.
El ex líder del klan, David Duke – también ex representante del estado de Lousiana, quien perdió de forma humillante una carrera por el Senado – acreditó la victoria de Trump a la ayuda de los partidarios de la supremacía blanca.
“No se equivoquen”, tuiteó, “nuestra gente jugó un rol enorme en la elección de Trump”.
El neo-nazi y fundador del Daily Stormer, Andrew Anglin, celebró la victoria de Trump y se aventuró a predecir lo que el magnate traerá para la casa blanca.
“Nuestro líder glorioso ha ascendido a Dios Emperador. No se equivoquen: nosotros hicimos esto. Si no fuera por nosotros, no hubiera sido posible. La raza blanca está de vuelta en el juego. Y si nosotros estamos jugando, nadie puede vencernos. Los triunfos no van a parar”.
En septiembre, investigadores del programa sobre extremismos de la universidad George Washington encontraron que blancos nacionalistas y neo-nazis mostraron un incrementada presencia en Twitter. De acuerdo con los estudios, el número de ellos se multiplicó significativamente entre 2012 y 2016.
Los estudios también concluyeron que los creyentes en la supremacía blanca estaban ferozmente comprometidos con la candidatura de Trump.
Clinton reprochó a Trump por “normalizar grupos de odio”. Una vez que Trump se prepare para tomar su puesto en la Casa Blanca, prominentes grupos de odio tendrán un representante a la cabeza de las filas políticas. 

(Con información de The Independent y LA Times)

Advertisements