Tras el anuncio del triunfo del republicano Donald Trump, sobre la demócrata Hillary Clinton, en las elecciones presidenciales celebradas el martes, varias protestas estallaron este miércoles en varias ciudades de Estados Unidos.

Desde Pennsylvania a California, Oregón y Washington, se han reportado varios incidentes en torno a la inconformidad de los estadunidenses, por lo que cientos de personas salieron a las calles para expresar su oposición a la victoria del presidente electo, Donald Trump.
De acuerdo con reportes de la Policía, alrededor de unas 500 personas salieron a las calles al lado de la Universidad de California, en Los Angeles, algunos gritando groserías contra Trump y otros exclamado “¡Ese no es mi presidente!”
Por el momento, no ha habido arrestos derivados de las protestas.
En los vecindarios de Berkeley, Irvine and Davis y en San Jose State también hubo concentraciones de inconformes, aunque en menor escala.
En Oakland, más de 100 personas salieron a protestar. El canal KNTV-TV reportó que los manifestantes quemaron una efigie de Trump, rompieron ventanas de las oficinas del diario Oakland Tribune y quemaron llantas y basura.
La Patrulla de Carreteras de California informó que una mujer fue atropellada por un vehículo y resultó herida de gravedad.
En Oregón, docenas de personas bloquearon el tránsito en el centro de Portland y causaron retrasos en los trenes.
Según informaron diarios locales, la multitud congregó a unos 300 inconformes, entre ellos algunos que se apostaron en medio de la calle para impedir el tránsito. Los manifestantes quemaron banderas estadunidenses y gritaron “¡Ese no es mi presidente!”.
En Seattle, un grupo de alrededor de 100 hombres y mujeres salieron a protestar en el vecindario Capital Hill, colapsando el tránsito y prendiendo fuego a una pila de basura.
En Pennsylvania, cientos de estudiantes de la Universidad de Pittsburgh marcharon por las calles.
El diario estudiantil The Pitt News anunció una “reunión de emergencia para hablar de cómo podemos detener al presidente Trump”.
Con información de Excélsior 

Advertisements