New York, Estados Unidos.- Contra todo pronóstico el candidato republicano Donald Trump es el ganador de la presidencia de Estados Unidos.

Pensilvania fue el estado decisivo y donde Hillary Clinton dio batalla hasta el final, sin embargo, los 20 votos electorales que le darían un soplo de esperanza en el último momento a la campaña de la demócrata, terminaron por favorecer al magnate, una contienda cerrada en ese estado en la que la ventaja fue menos de un punto porcentual. Según Associated Press.

Después de Pensilvania la suerte ya estaba echada, Hillary se quedaba en 218 votos, Trump lograba los 274. Pensilvania le despejó el camino a la Casa Blanca.

Pasada la medianoche Marine Le Pen, presidenta del partido ultraderechista Frente Nacional en Francia fue la primera en felicitar al republicano.

Advertisements