Este martes, al medio día, Grupo Ley abre su tienda más grande en Baja California, la sucursal ubicada en Plaza Sendero.

Con 8 mil metros cuadrados de venta al público, las nuevas instalaciones se convirtieron en la tienda número 20 en Tijuana y la 42 en Baja California.
“Seguiremos creciendo, ahorita estamos viendo varios proyectos aquí en Tijuana y en varias ciudades de Baja California. Simplemente estamos muy contentos y agradecidos de la preferencia del público consumidor”, agregó Juan Manuel Ley Bastidas, director general de Grupo Ley.
Con 222 tiendas, en el País, la cadena genera más de 22 mil empleos, abundó, y Baja California representa un mercado en expansión.
“Esta es la tienda que hemos abierto más grande en este año. Es una tienda de 8 mil metros cuadrados en piso de venta. Es una inversión de más de 120 millones de pesos, entonces sí esperamos que venga mucha gente”, insistió.
A los 300 nuevos empleados, dijo, llegan a una empresa nacida bajo el signo del esfuerzo, trabajo sostenido y diaria entrega instituida por su fundador Juan Manuel Ley López quien falleció apenas en enero de este año.
Antes de que acabe el año, subrayó, la cadena abrirá otras sucursales en Sonora, Sinaloa y Baja California Sur y su crecimiento continuará en 2017.
“Baja California es uno de los estados más importantes donde tenemos presencia y es el estado donde mayor crecimiento de metros cuadrados vamos a tener en los próximos cinco años”, agregó.
La ceremonia de bendición fue presidida por el sacerdote católico Juan Antonio Zambrano, este lunes 7 de noviembre, por la tarde, antes de rociar agua bendita en las instalaciones pidió por sus trabajadores y clientes.
La oportunidad del 2017
Para la empresa la crisis que el Gobierno federal avizora en las finanzas gubernamentales, abundó, es tomada como un reto y una oportunidad.
“Probablemente el año que viene vaya a ser un año de bastantes más retos que este año sin embargo se abren muchas oportunidades”, advirtió.
Cuando hay crisis también hay oportunidades y Grupo Ley seguirá creciendo y apostando al crecimiento del Noroeste y Baja California, dijo.
“Tijuana y Baja California es una tierra de oportunidades. Tijuana sigue creciendo de una manera significativa, se han hecho las cosas de una manera apropiada y ordenada de tal manera que nosotros vemos mucho futuro y mucho crecimiento especialmente en esta ciudad”, señaló.
La frontera es sensible a los movimientos del tipo de cambio, dijo, y la devaluación del peso ha traído mayor consumo de paisanos que ganan en dólares.

Advertisements

¿Qué te parece?