CIUDAD DE MÉXICO.
Américo Zúñiga Martínez, alcalde de Xalapa, anunció que hoy, municipalidades de Veracruz se reunirán en la Cámara de Diputados, para agregar a su agenda de resolución una cita más con el objeto de evitar que las alcaldías sigan cerrando sus oficinas y que los fondos destinados por la Federación no desaparezcan en el camino.
Esto se trata de un movimiento de los municipios; el 50 por ciento de alcaldías de Veracruz han sido encabezadas por priistas; hemos dormido en el Palacio de Gobierno y también hemos tocado las puertas del Senado de la República; además, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) nos abrió sus puertas sin una cita previa”, dijo.
Añadió que la reunión en la Cámara de Diputados busca empoderar el apoyo de ‘esta situación tan lamentable que puede comprometer la paz social’; (poco más) de 50 alcaldías han dejado de dar servicios en Veracruz, hay varios gremios sociales sin recibir sus pagos y sin prestar servicios públicos básicos.
A Xalapa le adeudan 64 millones de pesos (mdp). Hay recursos Federales que llegaron hace diez días y no han parado en las alcaldías. Pediremos que se hagan nuevos esquemas financieros para hacer frente a los adeudos, que las aportaciones para Veracruz sean acompañadas por la SHCP para que lleguen a sus destinos y sentar un mecanismo para que esto no vuelva a pasar”, adelantó.
Los métodos de atender a diversos rubros por parte del gobernador interino, Flavino Ríos Alvarado, no han sido satisfactorios; la movilización que realizan los alcaldes no poseen un color partidista único, pero ‘en lo único que diferimos es en la estrategia’ con la que se pretende solucionar la coyuntura de los 212 municipios veracruzanos.
No pedimos otra cosa que no pidan otros compañeros políticos. Lo único en lo que diferimos es en la estrategia. Queremos que el dinero llegue a las arcas municipales. Que pongan a trabajar a los legisladores para que esta situación no se repita; en términos técnicos y coloquiales, el gobernador y el secretario de Finanzas están involucrados en el caso”.
El alcalde de Xalapa abundó en que su relación con Javier Duarte fue de respeto constitucional; además de que ‘nunca había sucedido que los fondos Federales llegaran con tres meses de retraso; tampoco se conocía el cúmulo de bienes propiedad del gobernador que pidió licencia para enfrentar su situación desde una posición más justa y razonable.
Con información de Excélsior 

Advertisements