A una semana de que un pasajero asesinara a cuatro presuntos asaltantes, que minutos antes habían despojado de sus pertenencias a los usuarios de un camión que se dirigía de la terminal de San Mateo Atenco a la Ciudad de México, viajeros han denunciado que la inseguridad continúa en dicha vía de comunicación.

Si bien los puntos de revisión a través del programa Plan Transporte Estatal Seguro (TRES), han minado los asaltos al interior de las unidades, los usuarios se quejan de la poca vigilancia que hay en la carretera federal, tanto en el tramo que comprende la libre como en el de cuota.
Apenas el viernes pasado por la noche usuarios denunciaron a través de las redes sociales que desde un puente varios sujetos desconocidos arrojaron una piedra que se estrelló en el parabrisas de un camión de la Estrella Roja que iba a la Ciudad de México, la intensión era que el automotor detuviera su marcha para presuntamente asaltar a los pasajeros y al chofer.
Asimismo, también alertaron sobre la colocación de piedras en el pavimento, para ocasionar que los conductores, tanto particulares como del servicio público de pasajeros, se detengan con la finalidad de asaltarlos.
Los que viajan a la Ciudad de México pidieron a las autoridades a través de chats, Twitter y Facebook, la vigilancia de la Policía Federal en la zona, pero además que las autoridades se aboquen a atrapar a los asaltantes que operan en la zona en lugar de tratar de detener al llamado “justiciero” de La Marquesa, que ya recibido el apoyo de los pasajeros y automovilistas en el Valle de Toluca.

Con información de Excélsior 

Advertisements

¿Qué te parece?