Las cámaras de vigilancia de un edificio en China han captado el momento en que una enorme puerta de vidrio aplastó a una niña de tres años.

La mujer que la acompañaba también recibió un duro golpe. Afortunadamente, ambas sobrevivieron a este accidente que ahora está bajo investigación.

Advertisements

¿Qué te parece?