Pontífice realizó una misa este domingo en la que participaron mil reclusos de doce países, acompañados por familiares, capellanes y personal penitenciario. “No se piensa en la posibilidad de cambiar de vida, hay poca confianza en la rehabilitación”, manifestó.

El papa Francisco presidió el Jubileo de los presos, donde tildó de hipócrita considerar la cárcel como “único camino” para las personas que se “equivocan”. Pidió a las autoridades “un acto de clemencia” para reinsertar reos a la sociedad.

PUEDES LEER: El papa Francisco se manifesta tras inicio de diálogo en Venezuela

El pontífice realizó una misa este domingo en la que participaron mil reclusos de doce países, acompañados por familiares, capellanes y personal penitenciario.

“A veces, una cierta hipocresía lleva a ver solo en vosotros personas que se han equivocado para las que el único camino es la cárcel. No se piensa en la posibilidad de cambiar de vida, hay poca confianza en la rehabilitación”, dijo.

Durante su homilía, Francisco agregó que esa conducta hace que las personas olviden que “todos somos pecadores y en muchas ocasiones, prisioneros sin darnos cuenta” de prejuicios.

“Cuando uno se mueve dentro de esquemas ideológicos o absolutiza leyes de mercado que aplastan a las personas, en realidad no se hace otra cosa que estar entre las estrechas paredes de la celda del individualismo y de la autosuficiencia, privados de la verdad que genera la libertad”, manifestó.

En otro momento, el papa expresó que señalar con el dado a las personas que se han equivocado no puede ser una excusa para “esconder las propias contradicciones”.

“La historia pasada, aunque lo quisiéramos, no puede ser escrita de nuevo. Pero la historia que inicia hoy, y que mira al futuro, está todavía sin escribir. Aprendiendo de los errores del pasado, se puede abrir un nuevo capítulo de la vida”, afirmó.

Redacción larepublica.pe

Advertisements