Luego de que un aparente veterano de guerra que apoya a Trump interrumpiera el evento en apoyo a Hillary Clinton

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, fracasó al intentar calmar a una multitud ruidosa, luego de que un anciano vestido como veterano de guerra y quien apoya a Donald Trump, interrumpió el discurso del presidente en un evento en Fayetteville, Carolina del Norte, en apoyo de la candidata demócrata a la presidencia Hillary Clinton.


Obama inició su discurso diciendo que nadie está más calificado para asumir el puesto como presidente que Hillary Clinton, una mujer que dijo ser su amiga y que es la opción para que sea la próxima mandataria de la nación más poderosa del mundo, por lo que pidió el voto de los presentes para que gane en las elecciones que serán el próximo martes.

Durante el discurso de Obama, un anciano con ropa militar bajo la escalinata de las gradas con un pancarta de Trump en la mano, gritando el nombre del candidato republicano, interrumpiendo el discurso del actual presidente. Ante esta acción los asistentes abuchearon al hombre y comenzaron a gritar el nombre de Hillary Clinton.

El presidente intentó calmar a la audiencia que lo ignoraba a pesar de que les pidió, en varias ocasiones que lo escucharan, que se sentaran y se callaran, pero la gente continuó abucheando al hombre, por lo que Obama comenzó a desesperarse y a alzar más la voz.

“Les dije que hay que estar concentrados, y no están concentrados en este momento. Escuche lo que estoy diciendo”, pidió Obama a la multitud encendida.

“Escuchen, estoy hablando en serio, escuchen. Tienen a un señor mayor que está apoyando a su candidato. No está haciendo nada”, defendió Obama. “Ustedes no tiene que preocuparse por él”.

Un poco más calmado el público Obama dijo, “En primer lugar, vivimos en un país que respeta la libertad de expresión. En segundo lugar, parece que tal vez podría haber servido en el ejército, y tenemos que respetar eso. En tercer lugar de todo es de edad avanzada y tenemos que respetar a nuestros mayores. Y en cuarto lugar, no abucheen…”, lo que provocó que la gente volviera a agitarse y una vez Obama, ya molesto, intentó volver a calmarlos.

“Quiero que presten atención. Porque si no lo hacemos, si perdemos el enfoque, podríamos tener problemas.”, dijo Obama pidiendo que se relajaran para poder continuar con su discurso.

Redacción LopezDoriga

Advertisements

¿Qué te parece?